Senderos

El Parque Conguillio es un lugar perfecto para realizar caminatas y actualmente cuenta con numerosos senderos, con distintos grados de dificultad, la mayoría muy bien señalizados.

Dada la gran superficie de Conguillio, se recomienda realizarlos partiendo desde los siguientes sectores:

Sector Lago Conguillio

Las Araucarias (Tiempo Aproximado 45 minutos)

El sendero permite internarse en un bosque de Araucarias y otras especies típicas del parque, las cuáles conviven con estos gigantes milenarios. En la medida que se avanza, distintos paneles informativos van explicando la geomorfología del lugar y su origen, para finalizar en un maravilloso salto de agua llamado “Velo de la Novia”

Sector Captrén

Los Carpinteros (Tiempo aproximado 2 horas)

Partiendo desde la Laguna Captrén, el sendero va rodeando el agua, rica en avifauna, para luego  internarse por el espeso bosque de Coigues y Lengas, donde habita en su plenitud el Pájaro Carpintero. A mitad del camino, se llega a la Araucaria Madre, una de las más antiguas del parque, cuya edad se estima en 1800 años. Desde ahí continúa bajando por una hora más, hasta llegar al Centro de Educación ambiental de CONAF, cercano al Lago Conguillio.

Sector Playa Linda

Sierra Nevada (Tiempo: 6 horas ida y regreso aproximado)

Partiendo desde Playa Linda, el sendero va ascendiendo por un impresionante bosque hasta llegar al primer mirador (aproximadamente una hora) desde donde se obtiene la primera vista del Lago. Desde ahí continua subiendo por alrededor de 30 minutos hasta alcanzar al segundo mirador el cual permite obtener una vista impresionante del parque, incluyendo a la Laguna Conguillio y el Volcán Llaima.

Recuperadas las energías, recomendamos seguir caminando por una hora más hasta el mirador de la Sierra Nevada, esfuerzo que es ampliamente recompensado con la vista más bella del parque que incluye una panorámica de todo el lago y el Volcán Llaima al fondo, además de los glaciares de la Sierra Nevada.

Sector Truful

Salto Truful  Truful (Tiempo Aproximado 30 minutos)

La gracia de ese sendero, es su impresionante paisaje de lava volcánica, el cual permite apreciar la historia geológica del parque y sus distintos procesos eruptivos. Lo anterior es fácil de apreciar cuando se llega al cañadón del río Truful Truful (En Mapudungun “de salto en salto”) donde las capas de tierra y la erosión del río evidencian las sucesivas erupciones del Volcán Llaima que han modificado el paisaje de la zona durante miles de años.

Al final del sendero, se llega al Salto de Truful Truful, cuyas aguas esmeraldas provienen del desagüe el Lago Conguillio que viaja subterráneamente hasta reaparecer en este lugar.